Concierto LopezBorneo en IMPRFCTO
10/11/2018
20:00
Barcelona
IMPRFCTO - AV. PARAL·LEL 104
Google Map

Versión corta

Volvemos al IMPRFCTO, donde todo son ventajas: está al lado de casa; podemos tocar sin cobrar entrada; y tiene baños nuevos. Hemos arreglado varias canciones para interpretarlas con guitarras españolas, que son como las acústicas pero con cuerdas de naylon, y se puede rumbear, aunque no rumbearemos, pero nos hace ilusión igual.

Será el sábado 10 de noviembre a las 20:00. Esta vez los niños pequeños se tendrán que quedar en casa. No pasa nada porque un día salgáis sin ellos y prometemos hacer uno por la tarde en un parque con columpios y un castillo de madera. Pero otro día.

Recordad:
10/NOVIEMBRE – 20:00
IMPRFCTO
AV. PARAL·LEL 104

Versión larga

(Parece que las promociones largas aburren a ciertos conocidos, así que para aquellos que son verdaderos amigos esta es la versión larga)

Volvemos al IMPRFCTO, donde todo son ventajas: está al lado de casa; podemos tocar sin cobrar entrada; y tiene baños nuevos.

Estar al lado de casa significa no tener que cargar con los trastos en un carro de la compra con una mariposa colgando, que es tierno y hermoso, pero muy incómodo. Además desde que apareció un niño en una cesta abandonado en la puerta de casa (o eso nos dijo Sabrina), los horarios están muy limitados.

Elvis no murió de sobredosis ni por culpa del sobrepeso. No fueron los 14 tipos de medicamentos que le recetaba el doctor Nick y que se había tomado aquella noche para calmar un dolor de muelas. No fue la partida de frontón a las 4 de la madrugada a pesar de la lluvia. No, eso no le mató. Lo que realmente mató a Elvis fue el esfuerzo que hizo al sentarse en el baño, un trono de color negro frente a una pantalla de televisión, en su lavabo en Graceland, que contaba con dos teléfonos, un interfono, varios sillones y una ducha circular de tres metros de diámetro con una silla de vinilo en el centro. Sentarse en el baño y apretar, eso le mató. Por eso es una buena noticia que el IMPRFCTO ha añadido unos nuevos baños, porque si hay que morir sentado en un inodoro con un libro o un bote de champú en las manos, al menos que sea un sitio nuevo y limpio.

Os esperamos, pues, en el bar Belga de siempre, donde no cobraremos entrada, y os daremos un poco la tabarra probando canciones nuevas y versionando algunas de las viejas con guitarras españolas, que es como regresar a la niñez cuando aprendimos a tocar con una guitarra Carmen de 8.000 pesetas y un libro de acordes.

10/NOVIEMBRE – 20:00
IMPRFCTO
AV. PARAL·LEL 104