Canadá

Posted by admin Category: canciones, historias

Esta canción no habla Canadá, pero la música nació en un viaje a Vancouver y un road trip por los alrededores de la ciudad. Inspirada en las montañas, los lagos y los osos que cruzaban la carretera; los amigos alrededor del fuego bebiendo latas de cerveza; la soledad de un espacio infinito vacío de gente. Días mas tarde, al subir al avión de regreso a casa, la música se perdió.

Unos meses más tarde, aburridos en un tren en la India apareció la canción: un fichero de audio en el teléfono móvil con el nombre «Canadá«. Esta vez, al escucharla con el traqueteo tranquilo de los vagones en los raíles, con otro tipo de soledad rodeado de gente, las imágenes que evocaba ya no eran de montañas verdes, ni lagos desiertos de niños jugando, ni osos, ni carreteras. Esta vez la música hablaba de otra cosa.

Siempre será Canadá.

Arde, hay cielo en tu cintura, mi colchón
Arde, yo soy en tus rodillas un temblor
Fuego, hay fuego en tu espalda, y en tu olor
Fuego, yo muero en tu pelo, tu respiración

Arde y yo ardo, muerde y yo muerdo
tu cuerpo contra la pared
Fuego, hay fuego, muere y yo muero
La sombra que todo lo ve

Arde, tus labios sin principio ni final
Fuego, mis dedos son tus calles, mi ciudad

Arde y yo ardo, muerde y yo muerdo
tu cuerpo contra la pared
Fuego, hay fuego, muere y yo muero
La sombra que todo lo ve

Tu cuerpo mi ciudad
Tu piel es Canadá

Arde y yo ardo, muerde y yo muerdo
tu cuerpo contra la pared
Fuego, hay fuego, muere y yo muero
La sombra que todo lo ve

alex  alex

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.